¡Comparte en tus redes sociales!

Tal vez las cosas mejoren para los países vecinos, esperemos que esto no vuelva a ocurrir

Una nueva imagen sacude al mundo respecto a la actual crisis humanitaria que se vive en la frontera norte: los cuerpos de un padre y su hija boca abajo a las orillas del Río Bravo luego de fallar en su intento de cruzar a Estados Unidos (EU) para solicitar asilo.

Los cadáveres de Óscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria, de un año y 11 meses de edad, fueron hallados la mañana del lunes a la orilla del cauce del Río Bravo en Matamoros, Tamaulipas. La tragedia quedó registrada en una desgarradora fotografía tomada por la fotógrafa Julia Le Duc, del diario La Jornada y colaboradora de la AP.

En la imagen se observan los cuerpos del hombre y la menor sobre el agua, rodeados de maleza. De acuerdo con un testimonio recabado por la agencia AP, la familia, originaria de El Salvador, ingresó de manera legal a territorio mexicano y se trasladó hasta la frontera norte para presentar su solicitud de asilo humanitario debido a la situación de violencia y pobreza en su país.

Sin embargo, con el pasar de los días Óscar Alberto, de 25 años, y su esposa Tania Vaneesa, de 21, comenzaron a desesperarse debido a lentitud del proceso y decidieron ingresar en territorio estadounidense a través del Río Bravo. La noche del domingo, el padre se colgó a su hija a la espalda y nadó con rumbo al lado estadounidense del río. Tras cerciorarse que no había riesgo, decidió dejar a Valeria en un banco de arena y regresar por su esposa. Cuando la menor vio a su papá alejarse, saltó al agua y éste se volvió para intentar salvarla, pero la corriente los arrastró y finalmente perdieron la vida.

“Cuando la niña saltó fue cuando él trató de alcanzarla, pero cuando intentó llegar a ella se sumergió más y ya no pudo salir. Se puso su playera e imagino que pensó: he venido tan lejos y no me voy a ir sin ella”, dijo Rosa Ramírez, madre de Óscar a la AP.

Sus cuerpos fueron hallados la mañana del lunes a varios cientos del metro del punto donde intentaron cruzar y a un kilómetro del puente internacional de Matamoros, Tamaulipas, a Brownsville, Texas. De acuerdo con el portal Animal Político, en su natal El Salvador Óscar trabajaba en una pizzería y Tania era cajera. La pareja decidió emprender el viaje a Estados Unidos en busca de mejores oportundiades de vida para su hija y en Dallas, Texas, familiares ya los esperaban para ayudarles a conseguir trabajo.

Hasta el momento, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que la semana pasada visitó México para recibir un apoyo de 30 millones de dólares para generar empleo y desarrollo en el país, no se ha pronunciado sobre el caso.

loading…


(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *