¡Comparte en tus redes sociales!

 

“Fue un momento de bronca y enojo”, escribió la joven en su cuenta de Instagram. “No supe ver el límite de esto”.

Agustín Muñoz tenía 18 años cuando decidió quitarse la vida en su casa de Bariloche, Argentina. Hace unas semanas su amiga ‘A’ (para guardar su identidad) lo acusó de abuso durante una marcha que exigía el fin de las agresiones sexuales hacia mujeres.




Mientras se leía la lista de los presuntos acosadores, la chica denunció a Muñoz públicamente dejándolo en evidencia. Según contó su madre Silvina Castañeda al portal Bariloche 2000, hablaron con ella y la hicieron entrar en razón, incluso se publicaron las conversaciones donde reconoce que todo fue una mentira producto del enojo. Sin embargo, el caso no dejaba de viralizarse y el joven estaba deprimido.

“Fue un momento de bronca y enojo”, escribió la joven en su cuenta de Instagram. “No supe ver el límite de esto”. También pidió disculpas por difamar y Agustín la perdonó pero se negaba a salir de cama y comer

“Teníamos un afecto muy grande hacia ella y pidió disculpas rápidamente para tratar de frenar todo. Yo no podía creer cómo la habíamos cuidado tantas veces en casa y podía hacer eso”, explicó Silvia.




(Visited 79 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *