¡Comparte en tus redes sociales!

Oscar O’Byrne, un bebé de apenas 11 semanas, originario de Drogheda (Irlanda) no paraba de llorar.

Entonces su madre Tara fue a su cuna a comprobar porque lloraba cuando descubrió que le había salido un colmillo “de la noche a la mañana”.

“Fui a verlo alrededor de las 7 de la mañana. Por lo general, le doy un chupete y se queda dormido durante una hora, pero sigue llorando. Así que lo saqué y lo cambié, pero cuando fui a darle de comer, encontré el diente en su boca. Había crecido de la noche a la mañana” declara Tara O’Byrne a Irish Mirror.





Tras la sorpresa de la madre de Oscar, llevó al pequeño de menos de tres meses de vida al hospital Nuestra Señora de Lourdes, pero allí los médicos, totalmente desconcertados, no se ponían de acuerdo y no atendieron al bebé ya que solo discutían de si realmente era un diente o no.

Entonces, se trasladaron al hospital de Temple Street, donde pudieron contactar con un dentista que viera al pequeño Oscar. Finalmente, le sacaron el diente y los padres se lo llevaron con ellos “para mostrárselo a Oscar cuando él crezca”.

El dentista estaba tan sorprendido con el colmillo extraído que hizo varias fotografías antes y después de sacarlo. A pesar de reconocer estar “aterrorizados cuando lo vieron”, los padres del pequeño encontraron el lado “divertido” de este caso: “¡Es una locura!”.



(Visited 50 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *