¡Comparte en tus redes sociales!

Sorprendente y terrorífica historia vivió un joven naufrago

El 14 de julio Aldi Novel Adilang, de 19 años, laboraba en solitario a bordo de la embarcación anclada en las costas de la provincia indonesia de Célebes Septentrional, cuando los fuertes vientos arrancaron los amarres que la sujetaban y lo llevaron mar adentro.




Adilang se encargaba de supervisar el funcionamiento de la trampa para peces flotante que había en la barca, que carecía de remos y motor. Según trascendió, las provisiones que le traían cada semana desde la costa se le acabaron en pocos días, así como el gas para cocinar.

Ante esto, Adilang sobrevivió quemando partes de la barca para cocinar los pescados capturados y debió tomar agua de mar luego de filtrarla en su ropa para minimizar la ingesta de sal.

El 31 de agosto, un buque de bandera panameña avistó la embarcación cerca del territorio de la isla de Guam, a unos 2 mil kilómetros del sitio donde se extravió. “Cada vez que veía un gran barco —dijo— tenía esperanzas”, indicaron desde el consulado indonesio en Osaka, Japón, a donde llevaron a Adilang tras el rescate.

“Pero más de diez barcos pasaron cerca y ninguno de ellos se detuvo ni vio a Aldi”, añadieron los diplomáticos, según cita The Jakarta Post.




(Visited 174 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *