¡Comparte en tus redes sociales!

El Rebaño perdió 1-2 en el Akron pero fue mejor desde el manchón y se cubrió de gloria en la Concacaf

Chivas dio muestra de que se podía ante Toronto, un digno contendiente al que no le alcanzó y este miércoles el equipo más mexicano ya celebra su título de Concacaf que le da acceso a su primer Mundial de Clubes.




En una dramática Final que tuvo que llegar a los penaltis, el Rebaño venció a todos sus enemigos y alzó la copa con la que tanto soñaba.

Aunque poco servía, en la tribuna cayó como un bálsamo de confianza el gol de de Orbelin Pineda al 19’, que fue orquestado por el hombre del momento, Rodolfo Pizarro.

Pero para ponerle un sabor especial, apareció Jozy Altidore a los pocos minutos y puso más cerca del empate global al equipo de Toronto.

Y para cerrar el primer tiempo, la pesadilla de muchos, Sebastian Giovinco, se fue al vestidor dejando todo a la suerte, pues con un gol silenciaba al estadio de las Chivas en los primeros 45 minutos.





La segunda parte trajo muchas emociones al terreno de juego, si bien algo tenía claro el conjunto del Rebaño es que dejando el corazón iban a conseguir este campeonato, y no fue para menos pues pelearon hasta la última pelota por conseguirlo.

Matias Almeyda hizo lo propio y dio cátedra dando entrada a Ángel Zaldívar y Chofis López al ataque, con una ofensiva de lujo, que aunque mucho quiso hacer no le alcanzó, llegando al momento decisivo de la tanda desde el manchón.

Con determinación, Rodolfo Cota fue el arma intimidante, pues para su fortuna Jonathan Osorio y Michael Bradley fallaron en sus oportunidades y eso dio el campeonato a las Chivas.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *