¡Comparte en tus redes sociales!

Siempre ahí que tener cuidado con lo que comen nuestros hijos

Un niño de 9 años murió ahogado por presuntamente por comer la botana conocida como ‘Cheetos‘. El menor fue atendido en el IMSS, sin embargo, nada se pudo hacer. La autoridad investiga el caso, pues el infante presentó una lesión en el cuello.




La Fiscalía Zona Centro-Sur a través del coordinador de Comunicación Social, Aid Férez Delgado, confirmó que el certificado del médico legista arrojó que el menor murió a consecuencia de asfixia, es decir ahogado.

La Unidad de Delitos Contra la Vida, Lesiones y Daños abrió una carpeta de investigación para saber a ciencia cierta cómo se generó la asfixia, pues el menor, de acuerdo a la pesquisa, estaba cerca de una niña cuando ocurrió y al inspeccionar su cuerpo tenía una marca, un surco a la altura del cuello.

De acuerdo con las investigaciones, el niño estaba comiendo unas frituras denominadas ‘Cheetos‘ la noche del miércoles en su domicilio ubicado en la calle La Labor, en el fraccionamiento con el mismo nombre, cuando se percataron de que no respiraba.

Por ello fue trasladado al Hospital General de Zona No 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el municipio de Delicias, Chihuahua, donde al ser atendido por el personal en turno dictaminaron que el menor ya había fallecido, pues no contaba con signos vitales activos.

El menor fue identificado como Diego Neftalí Flores Piedra, de 9 años de edad, cuyo cuerpo será entregado a sus familiares para darle sepultura.



(Visited 141 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *