¡Comparte en tus redes sociales!

La pequeña ha pasado por tres operaciones para ponerle el corazón en su lugar dentro del pecho.

Su condición, ectopia cordis, es extremadamente rara, con unos pocos casos en un millón de nacimientos, la mayoría de los cuales mueren dentro del útero.



Los médicos del Hospital Glenfield de Leicester, en Inglaterra, dicen que no se conoce ningún otro caso en Reino Unido en el que un bebé con ectopia cordis haya sobrevivido.

Sus padres, Naomi Findlay y Dean Wilkins dicen que Vanellope es una “verdadera luchadora”.




(Visited 168 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *