¡Comparte en tus redes sociales!

Es un acto el cual refleja que la intolerancia de muchas personas hacia este tipo de personas aun existe

La noticia del asesinato de un niño que conmocionó a la prensa internacional hace cinco años, hoy sigue dando de qué hablar, y es que Pearl Fernández y su novio, Isauro Aguirre, asesinaron a un menor llamado Gabriel, de 8 años de edad, porque creían que era homosexual.




Todo esto aconteció en California, Estados Unidos, donde una pareja sometió al menor a diversos actos de tortura durante meses antes de terminar con su vida.

Tras cinco años del homicidio, Jonathan Hatami, Procurador de California, dijo al inicio del juicio celebrado el pasado lunes 16 de octubre que se trataba de un caso de tortura sistemática de un niño indefenso e inocente.

A través de la evidencia gráfica, el hombre dio cuenta de la tortura que experimentó el menor durante los ocho meses que permaneció bajo la custodia de su madre en California, lo cual contrasta con la vida feliz que el niño había llevado hasta un año antes cuando vivía con sus abuelos.

Cabe señalar que Isauro Aguirre, pareja de la madre de Gabriel, fue “al parecer” el principal impulsor del maltrato al niño, el cual fue efectuado con la plena intención de lastimarlo, aseveró el juez.

“Esto no se trató de drogas. Esto no fue a causa de problemas de salud mental. Lo hizo porque no le caía bien… creía que Gabriel era gay y para él eso era algo malo… lo hizo por odio hacia un niño pequeño”, dijo.

Finalmente, es importante destacar que los empleados públicos encargados de supervisar el bienestar del menor también serán sometidos a una investigación y se espera que el caso se resuelva en cuatro o seis semanas.



(Visited 1,463 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *