¡Comparte en tus redes sociales!

El médico del IMSS acusado del delito de violación, Jorge Hernán M. A., afirmó que es inocente y que todo obedece a que se negó a expedir una incapacidad a la persona que se dice víctima.

Mientras, el Ministerio Público (MP) presentó cargos legales ayer contra el profesionista porque indicó tener datos de que él introdujo sus dedos a la vagina de la víctima.




En la declaración que el galeno rindió ayer ante un Tribunal de Control afirmó que él atendió a la denunciante en el área de Urgencias donde no hay cubículo privado, sólo una cortina; dijo que estuvo en todo momento asistido por cinco o seis enfermeras y había otros pacientes en ese espacio.

Además expresó que tiene 51 años de edad, casi 25 de estos ejerciendo la medicina tanto en hospitales privados como públicos, 24 de estos años ha laborado en el IMSS y durante 13 también en la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Occidente; tiene dos especialidades; es casado, con cuatro hijos y vino a Ciudad Juárez a jubilarse y al momento de los hechos que se le atribuyen tenía cuatro días de haber llegado.

“Soy una persona tranquila, vivo feliz, tengo una esposa formidable, creo que es la mejor compañera, sobre todo una esposa guapa y a la que amo, tenemos cuatro hijos, dos adultos y dos adolescentes que radican en ciudad Cuauhtémoc… nosotros decidimos venir aquí por lograr esa paz, esa tranquilidad y porque ya lo último de nuestra vida laboral la pasemos a gusto y tranquilos, actualmente estamos embarazados, con cuatro semanas, y eso me hace muy feliz, mi motor de vida es mi esposa.

“Considero algo muy erróneo, muy fuera de, que así como está, mi vida y la tengo planeada como dice el dicho: ‘ya al cinco para las 12’ de lograr mi estabilidad en todos los aspectos yo cometa un error tan grave que jamás he cometido y echar a perder todo esto bonito que yo le he comentado”, afirmó.

El médico señaló que nunca había tenido un problema de esa naturaleza pues siempre se ha enfocado en el trabajo, “he hecho las cosas con ética, con profesionalismo, con sencillez y sobre todo con sentido humanitario hacía el paciente”.

Por su parte al formular cargos, una agente del MP señaló que los hechos sucedieron entre las 16:00 a las 20:00 horas del lunes pasado en el área de Urgencias de la clínica 67 IMSS en las calle Santos Dumont del Parque Industrial Panamericano cuando el galeno le solicitó a una enfermera que medicara en tres ocasiones a la presunta víctima de 23 años, específicamente que le pusiera dos inyecciones intramusculares y dos o tres inyecciones intravenosas, y posteriormente la violó.




En su declaración, el médico dijo que sí tocó a la paciente pero no de forma lasciva. Explicó que la mujer llevaba unas radiografías y un collarín en el cuello y observó que tenía una rectificación grado tres, contracturas cervicales y lumbares y sacaras y por ello prescribió una serie de analgésicos intramusculares, ejercicios y un “coctel”.

(Visited 353 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *