¡Comparte en tus redes sociales!

Hasta ahora, lo típico: chica en apuros conoce a chico que la rescata. O chica queda prendada de los encantos de un joven valiente y osado. O chica cambia su vida cuando encuentra a su salvador.

Las historias y relatos de Disney han mantenido, tradicionalmente, un argumento lineal. Pero un anuncio del vicepresidente de la compañía, Thomas O. Staggs, ha abierto la puerta a un cambio de paradigma: la factoría presentará en 2018 a su primera princesa homosexual.




Desde hace unos años, los colectivos LGTBI han ejercido presión contra los productores de la factoría Disney, instándoles a representar en sus películas modelos de familia alternativos y las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género que conforman la sociedad.

Porque, aunque es cierto que el estereotipo de ‘dama en peligro conoce a valiente caballero y son felices’ está dejando paso a princesas empoderadas que tienen otros objetivos vitales que no tienen nada que ver con el amor (como en Frozen, Brave o Vaiana), se sigue dejando fuera a muchas otras realidades, empezando por las homosexuales.

La ofensiva comenzó a tomar impulso en 2016, ante el anuncio de los preparativos para la segunda parte de Frozen; bajo el hashtag #GiveElsaAGirlfriend, las redes sociales comenzaron a inundarse de mensajes y publicaciones que apostaban por que la protagonista de la película, Elsa, terminase enamorándose de otra mujer.
Otras líneas apuntaban hacia Moana –Vaiana en la traducción española–, también en 2016, como la primera princesa gay de Disney, ante la expectativa de que el personaje estaba llamado a romper los estereotipos de los personajes clásicos de la compañía. Y, aunque nunca se declaró abiertamente, los directivos no cerraron la puerta a la posibilidad de dibujar un perfil alternativo al clásico.

Pero hoy las peticiones parecen haber sido escuchadas y todo apunta a que la línea argumental de la próxima película será más categórica.




La compañía del ratón Mickey ha anunciado que prepara un nuevo largometraje para 2018 en el que su ‘princesa’ protagonista no quedará prendada de los encantos de un príncipe azul, sino que se decantará por otra mujer. Y, aunque todavía no ha trascendido ni el argumento ni el perfil de la primera protagonista lesbiana de la historia de Disney, la mayoría de las especulaciones apuntan a que Elsa será, efectivamente, la que pase a la historia de la cinematografía infantil con el título de primera protagonista homosexual.

(Visited 225 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *