¡Comparte en tus redes sociales!

Detrás de cada sonrisa se esconde algo. En algunas situaciones la risa no representa humor o felicidad.

Alguna vez te has preguntado qué sentirías si cometieras un delito, por ejemplo un robo, una gran estafa o un asesinato y fueras atrapado por la policía? Imagina esa horrible situación, seguramente te morirías del miedo, los nervios te invadiera o la culpa no te dejara dormir.




Pero, ¿sentirías  ganas de reirte? La mayoría sino es que todos, respondería que no. Sin embargo, existen casos en que eso sucede, reírse en el peor momento del mundo, al ser atrapado por la policía.

 Los gestos de algunos criminales cuando son capturados y presentados públicamente por las autoridades se ha convertido en un caso curioso. El más reciente es el del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien está acusado por diversos delitos en México como delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Psicopatía, narcisimo y poder

Los expertos identifican psicopatía, poder y narcisismo en el comportamiento de algunos criminales cuando son presentados en público tras ser capturados.

La psicóloga especialista en trastornos mentales, Feggy Ostrosky, señala de donde proviene esa caracteristica:

“El reaccionar así (sonriendo) es estar en el centro del foco de atención, lo cual es una enorme alabanza a su narcisismo”, dijo la autora del libro Mentes asesinas. “Eso es lo que están demostrando: ‘no importa, yo me burlo de ustedes’”.

“Los psicópatas son narcisistas, entonces son encantadores superficialmente; son manipuladores, no tienen sentimientos de culpa porque su cerebro está conectado diferente”.

“Es una sonrisa de soberbia”, “tienen mucho poder. El poder es algo fascinante para el ser humano, y qué más poder que sobre la vida y la muerte”.

“El hecho de que lo estén persiguiendo y que se sienta perseguido causa un agotamiento importante, por eso el momento en que los detienen puede ser precisamente una liberación”, indicó el investigador. “Es como decir ‘yo me libré, no terminé como alguno de los que yo mismo maté’”.




(Visited 280 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *